671 612 479 (mañana y tarde) 696 477 187 (horario de tarde) info@psicologosevillaglikem.com

Estos últimos días, nos estamos enfrentando a un cambio en nuestros hábitos de vida debido al COVID-19 y al confinamiento obligatorio en casa. Nos vemos obligados a adaptarnos a esta excepcional situación de alarma, realizar el trabajo en casa y convivir con nuestra familia las 24 horas del día. Vivimos una situación sin precedentes y la incertidumbre de cómo evolucionará la situación nos ocasiona que sintamos miedo o pánico.

Las reacciones emocionales más habituales son las de miedo y ansiedad. Tras estas reacciones aparecerán el desánimo y la desesperación. Estas reacciones son normales en esta situación de emergencia sanitaria. Es una respuesta adaptativa de nuestro organismo ante un evento sin precedentes que desestabiliza todos los pilares en lo que se sustentaba nuestra forma de vida. Por lo tanto, debemos gestionar aceptando todas estas emociones como parte de nuestro afrontamiento emocional ante esta situación novedosa. Como consecuencia de esta crisis sin precedentes perdemos la sensación de control sobre nuestras vidas.

¿Cómo podemos recuperar una cierta sensación de control?

  • Es importante que el miedo no nos paralice. Por lo tanto, esta emoción debe ser adaptativa y provoque en nosotros una conducta cautelosa y nos lleve a cumplir con todas las medidas impuestas por las autoridades pertinentes.
  • Otro factor importante es la resiliencia. La resiliencia es la capacidad que tenemos para sobreponernos ante momentos críticos. Esto no quiere decir que no podamos sentirnos mal ante momento duros o extraordinarios como los que estamos viviendo actualmente, sino la capacidad de reconducir nuestra respuesta ante esta situación y percibir cierta capacidad de control sobre nuestra vida. A continuación, vamos a describir tres factores de resiliencia que pueden ayudarnos a reconducir nuestra pérdida de control:
  1. Compromiso: esto que nos está ocurriendo nos está pasando a todos. Es una crisis sanitaria global. Ayuda, colabora en la medida de lo posible a personas que lo necesiten de tu entorno. Este sentido del compromiso ayuda a cambiar nuestro enfoque y a centrarnos en colaborar.
  2. Tener el control de nuestra vida cotidiana: tener rutinas, hábitos, horarios, buena alimentación, relaciones sociales, aseo, etc. Podemos seguir teniendo una estructura diaria.
  3. Apertura a cambios vitales: esta capacidad es muy importante para adaptarse a los cambios producidos por el confinamiento en casa. Los acontecimientos positivos y negativos son partes de la vida, de este modo hay que buscar oportunidades de aprendizaje y de realizar actividades que en otros momentos no fueron posibles.

El Colegio de Psicólogos ha publicado unas pautas para afrontar el confinamiento y desde Glikem queremos compartirlas a través de nuestra web y redes sociales:

  • Tenga una actitud optimista y objetiva.
  • Disponga de hábitos saludables y de higiene personal. Realice las medidas de prevención que recomiendan las autoridades sanitarias.
  • Mantenga conversaciones sobre aspectos o temas sin relación con el Coronavirus.
  • Apóyese en su familia y amigos.
  • Colabore con su familia y amigos a mantener la calma y a tener pensamientos flexibles y adaptativos a cada situación.
  • Acuda a fuentes oficiales y busque información contrastada por expertos.
  • No contribuya a dar difusión a bulos y noticias falsas. No alimente su miedo ni el de los demás.
  • Tenga cuidado con las conductas de rechazo, estigma y/o discriminación.
  • Mantenga rutinas. Respete horarios de alimentación y sueño. Realice ejercicio físico, aseo personal, ocio, relaciones sociales y actividades intelectuales.

Tenga en cuenta, que estas recomendaciones pueden ayudar a sobrellevar unos síntomas moderados de ansiedad, tristeza, desesperación y angustia. Si estos síntomas persisten y generan un malestar importante, no dude en acudir a un experto en salud mental.

En GLIKEM PSICOLOGÍA disponemos de un servicio de tratamiento psicológico online. En estas circunstancias de confinamiento y sin poder a acudir a la consulta presencial, este servicio es indispensable.

LLÁMANOS