645 039 935 (mañana y tarde) 696 477 187 (horario de tarde) info@psicologosevillaglikem.com

La empatía: la capacidad para ponerte en el lugar de los demás.

Existen diversas definiciones de empatía. Empatía es la capacidad que consiste en inferir los pensamientos y sentimientos de otros, lo cual genera sentimientos de simpatía, comprensión y ternura. También se ha definido como una habilidad social que permite a la persona anticiparse a lo que otras personas piensan y sienten, para poder comprender y experimentar su punto de vista.

En general se acepta que existen dos tipos de empatía: cognitiva y emocional. la empatía cognitiva se refiere a tomar la perspectiva de la otra persona, es decir, ponerse en su lugar. La empatía emocional tiene dos variantes y consiste en experimentar las mismas respuestas emocionales que experimenta la otra persona (empatía paralela), o reaccionar emocionalmente ante las experiencias que esa otra persona está viviendo (empatía reactiva).
El primero de los tipos de empatía (cognitiva) es lo que suele conocerse con ese mismo nombre, es decir, empatía, o también toma de perspectiva. La empatía emocional se conoce como simpatía, respuesta emocional o toma de perspectiva afectiva.

La empatía involucra las emociones propias, sentimos lo que sienten los demás porque compartimos los mismos sentimientos.

Las ventajas de ser empático

1º. Facilita las relaciones sociales.

2º. Genera un clima de confianza a tu alrededor.

3º. Ayudas a desahogarse a las personas que lo necesitan.

Algunos ejercicios

A continuación, tienes algunos ejercicios para desarrollar la empatía.

1º. Olvida los prejuicios. Respeta a la otra persona. No le juzgues antes de tiempo.

2º. Centra tu atención en el lenguaje no verbal. Enfoca tu atención en su postura corporal, en su tono de voz, en su expresión facial. Te darás cuenta realmente de cómo se siente.

3º. Respeta los tiempos de conversación, no interrumpas. No cortes el ritmo de conversación. Dale su tiempo.

4º. Muestra interés. Al cabo del día tenemos muchas conversaciones, y no siempre prestamos atención. Desactiva el piloto automático y ofrécele toda tu atención. Si el/ella percibe que muestras interés, confiará en ti.

5º. No expreses tus conclusiones. Debe percibir que lo entiendes, no que vas a aconsejarle. Es inevitable que en muchas circunstancias pensemos que la mejor manera de ayudarle es ofrecerle soluciones. Quizás olvidamos que lo que esa persona necesita es comprensión. Hazle ver que entiendes su situación.

6º. Practica la escucha activa. No intentes pensar en como tú pensarías o actuarías. Tienes que ver el conflicto desde su punto de vista.

7º. Practica la técnica «sal de tus zapatos para ponerte en los de los demás». Una técnica excelente para desarrollar tu empatía. Los primeros días te supondrá un gran esfuerzo. Intenta ponerte en el lugar de los demás, en cualquier situación, desde su perspectiva. Sal de tu mundillo personal, entenderás porque los otros actúan de esa manera. Si haces esto cada día, al final conseguirás automatizarlo. Habrás logrado mejorar tu empatía.

Espero haberte ayudado con estos ejercicios para desarrollar tu empatía.

Recuerda que puedes seguirnos en Twitter y Facebook.

Un saludo y hasta el próximo post.

LLÁMANOS